Ilustrarium: de galería museo digital

La ilustración es un arte expresivo y creativo con el que es muy fácil conectar, pero tiene muy poca visibilidad en los museos y también en el mundo educativo. El proyecto del primer Museo Digital de Ilustración Contemporánea, impulsado por Marta Ardite, nace para superar estas barreras.

A pesar de ser una expresión artística utilizada en infinidad de manifestaciones (libros, televisión, publicidad, revistas, …) la ilustración, al igual que el cómic, sigue discriminada respecto a otros formatos considerados más serios y prestigiosos.

Ilustrarium_1

Para luchar contra este estigma injusto, la historiadora del arte Marta Ardite fundó hace cinco años Ilustrarium, una galería de arte especializada en ilustración contemporánea. El objetivo inicial era hacer valer la obra de unos profesionales que habitualmente son muy bien valorados en el ámbito profesional, pero son unos desconocidos para el gran público.

Del enfoque artístico al educativo

Pero en la raíz de este proyecto siempre ha habido una voluntad educativa, reforzada por la tarea de Ardite diseñando el nuevo programa educativo de la Fundació Joan Miró.

Y es por eso que Ilustrarium apuesta ahora por un cambio de rumbo: de galería “física” pasará a ser una galería virtual. Asimismo, el proyecto dejará de tener un enfoque exclusivamente artístico para pasar a ser una plataforma educativa, que acerque este arte a escuelas, familias y amantes del arte.

Ilustrarium_2

Aunque con este cambio el proyecto perderá parte de sus virtudes presenciales y la experiencia real, podrá llegar a mucho más público, que es uno de sus objetivos. Así, el futuro Museo Digital de Ilustración Contemporánea no solo reunirá a los creadores, sino que quiere convertirse en un apoyo para la educación artística, un espacio virtual donde poder explicar, jugar y crear y, en definitiva, potenciar la creatividad.

Entre los referentes para la creación de este portal, Marta Ardite tiene muy claro que quiere acercarse a algo similar a la Tate Kids (salvando evidentemente las distancias culturales y de presupuesto).

Micromecenazgo para hacerlo posible

Para hacer posible esta transformación, los responsables de Ilustrarium han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo a través de la plataforma Goteo, que cuenta con el apoyo de la Fundación Bofill y el proyecto Fem Educació. La recompensa para colaborar es, como no podía ser de otro modo, una ilustración cedida por los artistas de Ilustrarium.

Ilustrarium_3

La campaña de micromecenazgo tiene dos fechas clave: el 15 de octubre es la fecha límite que el proyecto tiene para alcanzar la financiación mínima (9.500 €). Si supera esta primera fase, el Museo Digital de Ilustración Contemporánea tendrá un segundo periodo, hasta el 26 de noviembre para intentar conseguir la cifra total necesaria para hacer realidad el proyecto (14.600 €). ¡Les deseamos mucha suerte!