Pros y contras de los smartphones “sobre ruedas”

Si alguien dudaba la capacidad del universo mobile de transformar el resto de ámbitos de nuestras vidas, simplemente debe fijarse en la actual edición del Salón Automobile Barcelona. La conectividad ofrece muchas ventajas para los conductores, pero también riesgos a tener en cuenta.

Smart cities: las TIC al servicio de las personas

El pasado 17 de octubre asistimos a la segunda edición de la Jornada #èTIC, organizada por la Secretaría de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital de la Generalitat de Catalunya, en la que se habló sobre la necesidad de pensar el modelo de ciudad que se quiere antes de implementar las tecnologías que permiten ser una smart city.

Internet of things: los objetos también navegan por Internet

En el inicio, Internet era un mundo en el que sólo podías acceder desde un ordenador sentado en casa o en el trabajo. Con los años ha evolucionado y ahora casi todo el mundo tiene acceso a la red en todo momento a través del Smartphone o la tableta. Esta conexión, pero, necesitaba que las personas fueran proactivas: sólo si accedías expresamente te podías beneficiar de los servicios que ofrece internet. Hasta ahora.

Conectados con todos… y con todo

El futuro de Internet es que sean “las cosas” las que se conecten a la red para ir cubriendo las necesidades de las personas a nivel tanto doméstico como laboral. El Internet of Things (IoT) es una tendencia imparable: se calcula que en 2020 habrá más de 50.000 millones de dispositivos conectados.

Y es por este motivo que la Generalitat de Catalunya impulsa la IoT Catalan Alliance, un proyecto que se presentó el pasado 26 de abril y que nace con el objetivo de ayudar a las empresas catalanas a ganar peso en el tablero mundial de las cosas conectadas a Internet.

estrategia SmartCat de la Generalitat de Catalunya, con la cual colaboramos desde Iuris.doc dinamizando la comunicación 2.0.

Internet_de_les_coses_1

Tanto en casa como en el trabajo

En el acto de presentación de la IoT Catalan Alliance se dieron a conocer varios casos de éxito de empresas catalanas que ya tienen productos en el mercado y que demuestran que el Internet de las Cosas va mucho más allá de neveras que detectan los productos que falta y los piden automáticamente al supermercado.

En este sentido, las aplicaciones del IoT no sólo engloban las necesidades domésticas más básicas, si no que hasta pueden permitir controlar el estado de salud de una persona mayor a partir de los datos que dan los sensores que se instalan en el hogar.

También a nivel del usuario, y a la espera de que los coches autónomos empiecen a circular, el IoT permitirá mejorar la seguridad en el volante. A partir de 2018, todos los vehículos que se vendan en la Unión Europea deberán incorporar el sistema eCall, que avisará automáticamente al 112 en caso de accidente y le dará los datos de posición, dirección y estado del coche en el momento del percance.

Pero no sólo hay aplicaciones que facilitan la vida a las personas: el IoT también ayudará a mejorar la gestión de las empresas: desde regular el consumo eléctrico para mejorar el aprovechamiento, hasta controlar el estado de los silos para hacer mucho más eficiente todo el proceso de producción y distribución del pienso para granjas.

La seguridad, el único punto débil

TAunque el IoT puede aportar muchos beneficios al día a día de las personaes, hay ciertos puntos que aún tienen que mejorar antes de que las cosas conectadas llenen nuestras vidas. Por ejemplo, la seguridad.

Si un ordenador se puede hackear o bloquear de manera remota con un virus, ¿cómo puede afectar esto cuando tods los coches de una ciudad estén interconectados entre ellos en la red? ¿Y qué pasará con los datos de los sensores que controlan un hogar si la transmisión es interceptada?

El Internet de las Cosas ya ha llegado y se quedará en nuestras vidas como lo hicieron los ordenadores y lo han hecho los smartphones. Y como todo, irá mejorando en prestaciones a medida que se use.